Cambia de país

Guía de incontinencia para entenderla a profundidad.

Todo lo que necesitas saber sobre esta condición en un solo lugar. Hablemos de uno de esos temas que preferimos no tocar con nadie: la incontinencia urinaria. Una condición en la que se pierde el control de la vejiga, haciendo que se escapen pequeñas cantidades de orina, involuntariamente. Aquí, queremos contarte más sobre este tema que, para tu tranquilidad, ¡le pasa a 1 de cada 4 hombres mayores de 40 años; y a 1 de cada 3 mujeres a partir de los 50! Así que, es una condición más común de lo que crees, hay miles de personas viviendo lo mismo. La incontinencia urinaria tiene diversas causas, desde un problema neurológico hasta un daño en los músculos del suelo pélvico e, independiente de cuál sea el por qué, los síntomas son los mismos.

Los 3 tipos de incontinencia urinaria más comunes:

  • Incontinencia de esfuerzo: ¿Te pasa que la pérdida de orina se presenta al estornudar, toser o reírte a carcajadas? Este tipo se caracteriza porque al realizar cualquier clase de esfuerzo, se genera presión en el abdomen y la vejiga, haciendo que se escapen algunas gotas de orina.

  • Incontinencia por rebosamiento: se presenta porque la vejiga nunca se vacía completamente, entonces aparece un goteo de orina que es muy frecuente y constante.

  • Incontinencia de urgencia: se presentan unas ganas muy fuertes y frecuentes de ir al baño y, al no lograr llegar a tiempo, se da la pérdida de orina. ¡Esta es una de las más comunes en las personas mayores!

¿Por qué consultar al médico en caso de tener incontinencia?

Aunque sabemos que este tema puede resultarte un poco vergonzoso, te recomendamos que, si la pérdida de orina empieza a ser frecuente y parte de tu día a día, consultes con tu médico. Es probable que sientas que no es necesario porque ya aprendiste a vivir con este síntoma o porque ya sabes cómo controlarlo. Pero, un especialista, podrá reconocer qué tipo de incontinencia tienes y te dirá cómo manejarlo correctamente. Incluso si es detectada a tiempo, mejorará significativamente con el tratamiento indicado. Para el diagnóstico, el médico podrá elegir alguno de estos exámenes o evaluaciones:

  1. Muestras de orina.

  2. Diario del funcionamiento de tu vejiga: ¿qué bebidas tomas durante el día?, ¿cuántas veces entras al baño?, ¿en cuántas ocasiones presentaste pérdidas de orina?, entre otras preguntas.

  3. Medición después de la micción: en este caso, el médico te pedirá que orines en un recipiente para medir la cantidad; y después, con catéter o una ecografía, revisará qué tan llena queda tu vejiga.

Tratamientos para la incontinencia urinaria:

Si el médico reconoce que la incontinencia urinaria puede ser un síntoma de alguna otra enfermedad mayor, es normal, que empiece primero por hacer un procedimiento para controlar la raíz del problema. Si no, podrá recomendarte algo menos invasivo para tratar esta condición, algunos de los tratamientos más comunes son:

  • Hacer ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos del suelo pélvico.

  • Establecer horarios para ir al baño.

  • Orinar dos veces seguidas para tratar de vaciar la vejiga lo que más puedas.

  • Controlar tu dieta evitando bebidas alcohólicas, con cafeína o alimentos irritantes.

  • Usar la protección adecuada, como nuestras toallas higiénicas y protectores TENA para hombre y mujer, que te protegerán de olores y humedad, cuando tengas descargas de orina.

También existen medicamentos que pueden complementar tu tratamiento y, en algunos casos, el médico puede recomendarte una intervención quirúrgica. Recuerda que todas las personas son diferentes, de ahí la importancia de hablar con un experto sobre este tema.

¿Cómo prevenir la incontinencia urinaria?

Aunque prevenirla es difícil, sí existen algunos hábitos saludables que te ayudarán a hacer menos severa la incontinencia urinaria:

  1. Mantener un peso saludable.

  2. Aumentar el consumo de fibra.

  3. Evitar el cigarrillo, la cafeína y el alcohol.

  4. Controlar el consumo de bebidas entre 2 y 3 horas antes de irse a dormir.

La pérdida de orina no es síntoma normal a ninguna edad y, aunque puede no ser una condición grave para preocuparse, sí es ideal que consultes con tu médico una vez aparezca. No olvides visitar nuestra sección de productos, para encontrar el producto indicado según el tipo de incontinencia.

TE PUEDEN INTERESAR

VER TODOS LOS ARTÍCULOS