Cambia de país

Menú

¿Tienes síntomas de ansiedad? Descubre cómo tratarla

Es normal sentir ansiedad cuando debemos enfrentarnos a situaciones nuevas y salirnos de nuestra zona de confort, sin embargo, es importante conocer cuándo es un sentimiento normal, y cuándo ha pasado a ser un trastorno de ansiedad, pues esto debe ser tratado por un profesional.

¿Qué es la ansiedad?

¿Alguna vez has sentido que se acerca una amenaza? Este sentimiento es conocido como la ansiedad, se diferencia del simple miedo, pues este lo sentimos cuando realmente estamos en presencia al peligro, mientras que la ansiedad es el sentimiento que aparece cuando nos preguntamos qué va a suceder en un futuro. Nos sentimos inquietos, nerviosos y tímidos ante algunas situaciones, pero dependiendo de la persona, estos pueden escalar a volverse más frecuentes e intensos.

Tipos de ansiedad

La ansiedad leve es natural, sobre todo cuando tenemos una fecha importante en nuestro calendario, como no sabemos lo que va a pasar, nuestro cerebro nos envía alertas de protección y empezamos a pensar en todos los escenarios negativos posibles, en consecuencia, nos sentimos nerviosos e inquietos. La ansiedad severa se caracteriza no solo porque es más recurrente, sino, porque sentimos pánico, terror o tensión ante la situación, esta puede representar una amenaza tanto física, como mentalmente para nuestro cuerpo. Si notamos que estos sentimientos son constantes, nos están afectando nuestro día a día y sentimos que ya no tenemos control sobre nuestras emociones, puede ser que suframos de trastorno de ansiedad, y es de vital importancia que recurramos a un profesional de la salud mental.

Síntomas de la ansiedad

Como parte de las sensaciones físicas, sentimos que nuestras manos se ponen sudorosas, notamos que nuestro corazón se acelera cada vez más y hasta podemos sentir náuseas o molestias estomacales. Cuando los síntomas empeoran y son habituales, pueden hacer parte de la ansiedad severa, por ejemplo:

  • Tenemos problemas para dormir.

  • Sentimos preocupación constante.

  • Se nos dificulta respirar.

  • Aumenta nuestra temperatura corporal.

  • Existen temblores.

  • Hiperventilación.

¿Cómo tratarla?

Lo mejor que podemos hacer si tenemos ansiedad severa, es acudir a un especialista, pues allí nos darán el apoyo necesario después de estudiar cada caso particular. También nos enseñará cuál es la mejor forma de tratar el trastorno, así como técnicas para relajarnos y ejercicios para respirar. Solo si es completamente necesario se recurrirá a medicamentos, pues estos nos brindarán más tranquilidad para nuestro diario vivir. Por otro lado, es importante conocer otras técnicas que podamos implementar cuando lo veamos necesario, pues debemos despistar la mente, desviar la atención del problema y cambiar la importancia que le damos a este, para así, tranquilizar a nuestro sistema nervioso.

Algunos de estos ejercicios son:

  1. Hacer actividad física en la mañana o en la tarde: El ejercicio nos ayuda a distraernos un poco de la rutina, también nos permite tener un mayor control del estrés y de nuestras emociones. Por otro lado, hace que nos sintamos bien con nosotros mismos reduciendo los niveles de ansiedad.

  2. Dibujar o colorear: No importa que no sepamos cómo hacerlo, la idea es que nos concentremos en otra cosa, en este caso en llenar de colores una hoja en blanco. Incluso, venden libros de mandalas en blanco y negro listos para colorear; disfruta de los diferentes tonos y brillos para reducir tus preocupaciones.

  3. Visitar o comunicarse con la familia y amigos: Cuando no nos sentimos bien, inmediatamente tratamos de evitar el contacto con personas, pero por el contrario, debemos rodearnos de todos aquellos que más amamos. Ellos no solamente nos apoyarán, sino que al salir con ellos, ayudará a despejar nuestra mente y a recargarnos de las mejores energías.

  4. Practicar la respiración: Como muchas veces nuestra respiración se vuelve rápida cuando sentimos ansiedad, aprender a controlarla puede ser muy beneficioso. Existen diferentes ejercicios inmediatos que podemos realizar para pausar y relajar nuestro cuerpo. Por ejemplo: suavemente inhala por la nariz, sostén el aire, exhala lentamente por la boca y descansa, repite todo de nuevo hasta que te sientas en calma. Cada etapa debe realizarla por 4 segundos.

La buena noticia es que con el pasar de los años, los doctores han entendido mejor este trastorno y cómo debe tratarse, es por eso que controlarlo es posible si reconocemos los síntomas a tiempo, y así podremos vivir nuestra vida con más tranquilidad.

123

Inscríbete a nuestro contenido

Recibe información especializada según tu necesidad y conoce todos los beneficios que TENA te ofrece.

TE PUEDEN INTERESAR

VER TODOS LOS ARTÍCULOS