Menú

Salud

¿Cómo aumentar el deseo sexual en la menopausia?

Si hay una etapa de la vida que esté llena de cambios es la menopausia. Algo que nos pasa a todas, pero de lo que muy pocas hablamos. Un momento de la vida en el que las hormonas se apoderan de nuestro cuerpo generando una montaña rusa de emociones,  cambios y haciendo que, la sexualidad, también se transforme. Cuidado: no estamos diciendo que sea el fin de tu vida sexual, ¡aquí te contamos cómo seguirla disfrutando igual que antes!

Cambios en la mujer durante la menopausia: 

La menopausia es normal y natural en la vida de cualquier mujer, marca el fin de nuestra vida reproductiva, se da alrededor de los 40 y 50 años; se considera que las mujeres entramos en esta etapa cuando han pasado 12 meses sin llegarnos la menstruación.

Este periodo de la vida está lleno de cambios físicos y hormonales. Aquí te compartimos algunos de ellos:

Cambios físicos: 

  • Sequedad vaginal

  • Sofocos

  • Sudoración

  • Problemas para dormir

  • Aumento de peso 

  • Cambios en el metabolismo

Cambios hormonales: 

  • Ciclos menstruales irregulares

  • Cambios en el estado de ánimo

  • Producción de menor cantidad de las hormonas sexuales femeninas: estrógeno y progesterona 

  • Falta de deseo sexual

Vida sexual en la menopausia: 

La falta de deseo sexual, de lubricación vaginal y el posible dolor que se puede sentir al hacer el amor, son algunos de los cambios  que pueden afectar la vida sexual durante la menopausia. Sin embargo, es muy importante hablar sobre el tema con tu pareja, explicarle sin miedo por lo que estás pasando, y hacer que esta nueva etapa los una y no los separe. 

Es normal, que en la menopausia, se necesite más tiempo para que la vagina se lubrique y llegue al punto máximo de excitación. También la sequedad vaginal, puede hacer que las relaciones sexuales empiecen a ser dolorosas, al punto de perder totalmente el interés sexual. Pero, ¡tranquila! aquí te explicamos cómo aumentar el deseo sexual durante la menopausia.

Pero, ¿qué tal si te decimos que la solución está en ti? La menopausia es una época para reinventarse, para disfrutar del sexo de una manera diferente, sin miedo a quedar en embarazo sin desearlo. Anímate a vivir esta etapa sin temor y, lo más importante, sin vergüenza. Con tu pareja, tómense más tiempo para estimularse y disfrutarse, incluye en tu rutina un poco de gimnasia pélvica (como los ejercicios de Kegel) para fortalecer el suelo pélvico y, si lo consideras necesario, ¡usa lubricantes! 

Si notas resequedad en la zona íntima, usa lubricantes: 

La sequedad vaginal puede llegar a ser uno de los síntomas más incómodos de la menopausia en la vida sexual porque, como te contamos anteriormente, puede venir acompañada de dolor durante las relaciones sexuales pero, un buen lubricante, ¡será la mejor solución! 

En el mercado, vas a encontrar muchísimas opciones, si es tu primera vez eligiendo un lubricante, te recomendamos uno que además de lubricar, también hidrate. Esto hará que te sientas mucho más cómoda y que puedas disfrutar al máximo. 

Disfruta tu intimidad en lugares frescos y ventilados

La sudoración y los sofocos propios de la menopausia, también pueden generar algunas molestias a la hora de tener relaciones sexuales. Por eso, te recomendamos que elijas lugares frescos o que adecues tus espacios para que sientas el menor calor posible. Un ventilador puede ser un excelente aliado para este momento. 

Recuerda que esta es una época para reinventarse y la creatividad será tu mejor amiga en este momento de la vida. 

Habla con tu pareja sobre los cambios en tu cuerpo

Hay una persona que es fundamental en todos estos cambios y es tu pareja. Es normal que, en un principio, quieras alejarlo y, si no le cuentas lo que te está pasando, podría llegar a malinterpretar la situación, sentir que ya no lo quieres o que perdiste la atracción sexual.

Por eso, es fundamental que lo hagas parte de esta etapa, que le cuentes lo que te está pasando, los cambios que estás viviendo y cómo pueden trabajar en pareja para que sean más llevaderos. 

Si quieres aprender Cómo apoyar a una mujer durante la menopausia, puedes leer este artículo que tenemos preparado para ti.

Ejercita tu piso pélvico 

Los músculos de tu suelo pélvico se van debilitando con la llegada de la menopausia, pero ¡nada que no tenga solución! Un poco de ejercicio te ayudará a fortalecer esta zona de tu cuerpo y a evitar que sea una molestia. ¿Quieres empezar a partir de hoy? Cuando estés sentada, contrae tu suelo pélvico durante 6 segundos, descansa por 12 segundos y repite el ejercicio 3 veces, en la mañana y en la tarde. 

Aprovecha la imaginación y planea tus encuentros íntimos

Ya que sabes todo sobre la vida sexual durante la menopausia, es tu momento de dejar a un lado las inseguridades y animarte a experimentar y vivir nuevas experiencias. Usa la imaginación a tu favor, recuerda que todas las mujeres pasamos por esto y que, aunque no lo hablemos públicamente, tus amigas más cercanas están pasando por lo mismo que tú.

Dirigido a:

MUJERES

Comentarios